05/12/2022
Nacionales

El mundo sufre muerte de Oscar de la Renta




«Oscar, mi amigo del alma, y ahora quién me va a contar las cosas bonitas de la vida, quién me va a dar consejos? Me imagino que te has llevado contigo el mar de Punta Cana, el mar de los recuerdos, el mar de la alegría, el mar de la magia, el mar que tú inventaste. No va a haber ni un solo día de mi vida que a ese mar que me trajiste no le devuelva una sonrisa para ti. Te quiero para siempre».

Las palabras no podían venir de otra boca que no fuera Julio Iglesias, sin duda, el amigo más íntimo y cómplice de Oscar de la Renta, el dominicano más universal. El modisto murió este lunes a los 82 años víctima de un cáncer de fémur que no pudo superar. Nació el 22 de julio de 1932.

Según los reportes oficiales, el insuperable diseñador murió la noche del lunes en su hogar en Connecticut, Estados Unidos. A su lado estaba Annette de la Renta, esposa, su hijo Moisés y su amigo inseparable Frank Rainieri.

Punta Cana, ese terruño con características de paraíso turístico internacional, debe todo y un poco más a la publicidad que siempre le dio De la Renta. Este proyecto lo desarrolló junto a Ted Keel, Julio Iglesias, y la pareja de esposos Rainieri: Frank y Haydée Kuret.

Pero a la moda, al diseño, es que este dominicano debe su estatura internacional. Sus piezas adornaron a las celebridades y personalidades extranjeras más poderosas e influyentes de la política y el show business. Amal Alamuddin, la nueva flamante esposa del actor George Clooney, fue una de las últimas que vistió en vida, quien usó uno de sus elegantes diseños en su boda con el intérprete de Ocean Eleven.

Solo entre las primeras damas de los Estados Unidos que apostaron a su elegancia y talento, se encuentran Barbara Bush, Hillary Clinton, Nancy Reagan y Michelle Obama. Scarlett Johanson, Oprah Winfrey, Shakira, Cameron Díaz, Brooke Astor y Madonna están entre esas mujeres inolvidables que también cautivaron al modisto dominicano.

Presidente Medina y Óscar De la Renta, sonríen durante el acto inaugural de la nueva empresa hotelera.| Alfredo Olaverría/Presidencia

Presidente Medina y Óscar De la Renta, sonríen durante el acto inaugural de la nueva empresa hotelera.| Alfredo Olaverría/Presidencia

Nunca denegó su dominicanidad. Donde quiera que pisaba, donde quiera que participaba en un evento importante, Oscar de la Renta enarbolaba la bandera tricolor de República Dominicana.

Paradójicamente, Oscar de la Renta murió la noche en que se inauguraba en Santo Domingo Dominicana Moda, el evento de diseño más importante del país. Allí, el estilista Sócrates McKinney, uno de los organizadores del evento junto al escenógrafo Fidel López, acogieron la iniciativa de «Una calle para Oscar» para honrar su memoria.

Otros admiradores del insigne modisto, aspiran a un poco más, solicitando que el aeropuerto de Punta Cana, ese complejo turístico promocionado y levantado bajo su sello, desean que la terminal sea designada con el nombre de Oscar de la Renta.

Las reacciones tras su lamentable muerte a nivel mundial no se han hecho esperar. Actrices, actores y personalidades de la política y el jet set publican en sus redes sociales mensajes de aliento y admiración para el legado que este dejó.

En el país, Milagros Germán escribió parafraseando una de sus citas: «Las cualidades que más admiro en una mujer son la confianza y la bondad. Oscar de la Renta. Hasta siempre caballero!», mientras Nashla Bogaert solo dijo: «Oscar de los grandes!». «Adiós a un grande… Oscar de la Renta, un dominicano que logró lo que parecía imposible. Su vida inspira a soñar en grande. Su mejor diseño, sin dudas, el legado que deja. Descanse en paz», publicó Tania Báez.

Comentarios