23/09/2019
Nacionales

Directora del MAM, aclara polémica sobre 27 Bienal Nacional Artes Visuales




La directora del Museo de Arte Moderno (MAM), María Elena Ditrén, fijo su postura en torno a la polémica suscitada a raíz de la premiación de la 27 Bienal Nacional de Artes Visuales y las declaraciones del  Colegio Dominicano de Artistas Plásticos (CODAP), sobre la supuesta violación del Artículo 5 de las bases del concurso.

Acerca de la supuesta presentación, en Kellen Gallery de la Parsons de N. Y., del performance “Satisfecha”, de la artista Joiri Minaya, ganadora del Gran Premio de esta edición de la Bienal, reveló que ha recibido del señor Anthony Aziz, profesor Asociado del BFA Director of Fine Arts, prestigioso centro de estudios, una amplia comunicación que detalla y corrobora lo expuesto por la artista, a raíz de la invitación que en su día le extendiera su escuela, para ser parte de una muestra preparada como requisito de su proceso formativo, y que luego, por criterios curatoriales, quedó excluida.

Agregó que, como evidencia de dicha invitación, quedó una postal digital diseñada por la artista, con fines de promover, a través de las redes sociales, su trabajo y participación, la cual retiró al momento de conocer la decisión de que no fuera expuesto ni presentado públicamente.

El artículo 5 de las bases de la bienal establece que: “Sólo se recibirán obras inéditas o que no hayan sido presentadas en exhibiciones y concursos, públicos o privados -en el país o en el extranjero- y cuya ejecución no date de más de dos años antes de la presente convocatoria”.

En cuanto a la exclusión del CODAP del Comité Organizador de la Bienal, desmintió esa información, ya que su actual Presidente, el artista Clinton López, desde su constitución formó parte del mismo, participando activamente en buena parte de las sesiones de trabajo, en las que se tomaron las decisiones más importantes, a las que no pudo asistir, presentó sus excusas y envió un representante.

Añadió que como prueba de ello, son las actas de las sesiones de trabajo y su presencia en la rueda de prensa que dio el Comité Organizador, a principios de mayo, para conocer los detalles de la Convocatoria.

En referencia a la premiación, apegada a la clasificación por categorías (pintura, dibujo, escultura, fotografía, instalación, video-arte, performance, obra gráfica, cerámica, entre otras), destacó que esta fue suprimida desde la edición número 23, a solicitud de los mismos artistas, debido a que algunas categorías quedaron desiertas, por falta de participación en las mismas.

Reveló que “conscientes de las consecuencias desfavorables de esta situación para los artistas y debido a la dificultad que plantea hoy en día, establecer en ocasiones las fronteras y los límites entre un medio y otro, con el objetivo de cumplir la misión del Estado, de incentivar la creación artística, en parte, a través de los premios y su total concesión, acogimos la solicitud”.

La idea es premiar las obras que, a criterio del jurado, reúnan las mayores condiciones para ser merecedoras de dichos galardones, imponiéndose como criterio primordial la calidad formal y conceptual de la obra.

“Por esta razón, en las últimas cuatro ediciones se ha  mantenido el actual esquema de premiación. Por ejemplo, en la 26 Bienal la pintura recibió cinco de los diez premios otorgados a artistas de diversas generaciones, lo que contradice la afirmación de que este esquema desfavorece los medios tradicionales, como es el caso de la pintura”.

Sostuvo que “contrario a lo sucedido en la presente edición, donde solo se concedió un premio a la pintura, de los veintiuno concedidos, la mayoría de ellos en obras de instalación y performance. En ningún momento se excluyó ningún medio, de hecho, la selección del Jurado, en general fue muy bien recibida debida a la amplitud y pluralidad de la misma”.

En ese mismo orden, recordó  que, en efecto, la Bienal como evento oficial tiene unos lineamientos y objetivos claros, que pretenden estimular, mostrar, evaluar, valorar y proyectar el desarrollo de las artes visuales de nuestro país, para lo cual se invita a diversas instituciones, de carácter público y privado, que contribuyan en su organización.

“Una de ellas es el CODAP, que viene formando parte sistemáticamente del Comité Organizador de las últimas ediciones, en una muestra de compromiso y apoyo mutuo hacia nuestro sector en su conjunto. De ninguna manera nuestras acciones se dirigen a favorecer el desarrollo de un medio en particular, ya que todos, como debe ser, participan en igualdad de condiciones”, añadió.

 

 

 

Comentarios