01/06/2020
Cine

CRÍTICA DE CINE: Iron Man 3




Por Máximo Jiménez/PhotoNews

Entre una película y otra, casi siempre, los capículos de una saga van perdiendo calidad, hasta que el público da la espalda y los estudios cierran deshonrosamente una puerta para abrir otra. Son pocas las secuelas –el Batman de Christopher Nolan es una de las excepciones más recientes– que se sostienen en el tiempo, en el gusto de la gente, y para lograr esa perdurabilidad el factor creatividad juega su papel.

Iron Man 3, una exitosa adaptación del comic de Marvel que arrancó en el 2008 con Robert Downey Jr. en el papel del hombre de hierro, aguanta y se extiende. Y lo hace para sumar tres filmes y sus dos horas y diez minutos, bajo la dirección de Shane Black (Pittsburgh, 1961) un guionista muy cotizado que tuvo en los 90 trabajos muy bien pagados como el de Arma mortal (Lethal Weapon).

Black tuvo a su disposición un apreciable presupuesto y, naturalmente, un elenco de nombres establecidos y con credibilidad para garantizar una buena cuota de público en este tercer capítulo. Si cada una de las películas anteriores deben a Downey Jr., su imperdible trabajo, como suele retribuirnos este talentoso intérprete, Iron Man 3 no carece de este punto a favor.

Iron Man, más humano, apelando a la tendencia psicológica de los súper héroes cinematográficos de esta generación, pierde facultades con respeto al pasado, y tiene en El Mandarín a un adversario a la estatura, inhumano, complementado a dos cuerpos gracias a las disfrutables interpretaciones de Paul Bettany y el recuperado Guy Pearce, recordado por sus trabajos en Memento y Los Ángeles al desnudo (L.A. Confidential).

Menos acción y un poco más de razón, de lógica, es la fórmula a la que apela Shane Black, que suelta sus líneas en referencia a Los vengadores y al “yo arreglo cosas” que nos recuerda al Downey Jr., en sus tiempos de inestabilidad profesional cuando estuvo sumergido en el alcohol y las drogas.

Iron Man 3 está por debajo, en varios renglones, de sus dos entregas anteriores, pero aún así aguanta con personalidad propia y sirve de punta de lanza para abonar la naciente filmografía de su director. Nos apremian con una buena dosis de entretenimiento que, al fin y al cabo, es el fin de las películas del género.

Ficha técnica

Título original: Iron Man 3. Director: Shane Black. Guionistas: Drew Pearse y Shane Black. Intérpretes: Robert Downey Jr., Gwyneth Paltrow, Rebecca Hall, Guy Pearce, Ben Kingsley, Paul Bettany, Don Cheadle y Jon Favreau. Año: 2013. Duración: 130 minutos. País: Estados Unidos.

Artículo escrito por Maximo Jimenez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios