07/08/2020
Espectaculos

Como compositor, Zacarías Ferreira ostenta una gran obra sin necesidad de plagio

Zacarías Ferreira logró erigirse como uno de los bachateros más exitosos porque desde sus inicios sustentó su carrera en canciones que él mismo componía, y en poco tiempo, logró conectar con el público más exigente, debido al profundo sentimiento de sus letras, sus pegajosas melodías y esa voz muy peculiar que lo diferenció de los intérpretes que surgieron en los 90.

En 1998 el artista sale al ruedo con una propuesta convincente, cuyo primer tema –«Me liberé»– se convirtió en un hit resonante. Contrario a lo que acostumbran la mayoría de los artistas nuevos, Zacarías no sustentó su propuesta en adaptaciones de temas popularizados por artistas establecidos. Todo lo contrario, Me liberé, de diez temas ocho son composiciones propias, incluyendo «Se marchó el amor» que fue otro bombazo que expandió por todo el país su gran talento.

En su segunda producción, El triste (2000), el talentoso bachatero apostó nuevamente a sus creaciones propias, como es el caso de la canción que da nombre al CD, éxito que le permitió alzarse con el Premio Casandra como Bachatero del año, edición a la que también estuvieron nominados nada más y nada menos Raulín Rodríguez, Luis Vargas, El Gringo de la Bachata y Anthony Santos, todos artistas consagrados del género.

El estreno de «El triste» supuso un éxito importante en sus primeros años, porque gracias a su popularidad, Zacarías Ferreira fue incluido en la exclusiva cartelera del Festival Presidente, organizado por Cervecería Nacional Dominicana en el Estadio Olímpico, escenario reservado a las grandes estrellas de la música internacional y dominicana.

Es por ello que ha sorprendido la acusación de plagio del cantante español Danny Daniel, quien reclama los derechos –reconocidos oficialmente en los créditos del álbum– de la adaptación de «Te quiero a ti». El autor de la canción amenaza con llevar a Zacarías a los tribunales por supuesta violación a derechos de autor.

Cuando algunos pensaban que la pegada de Zacarías en sus primeros años era cuestión de suerte, el artista estrenó en el 2001 «Adiós», una bachata con una gran carga romántica, sentimiento y letras muy bien logradas. Su popularidad continuó intacta con ésta, su tercera producción discográfica, la cual le permitió ganar por segundo año consecutivo el Premio Casandra como Bachatero del año (2001). «Te amaba tanto» es otra bachata de su autoría incluida en este disco.

A lo largo de su carrera, desde el 1998 cuando debutó, el carismático artista fraguó una discografía que le hizo dueño de una popularidad envidiable. Novia mía, El amor vencerá, Quiéreme, Dime qué faltó Te dejo libre confirman que lo de lo Zacarías Ferreira está muy lejos de adueñarse de composiciones ajenas, mucho menos grabarlas sin que estas no reciban el crédito de rigor.

Una obra sólida que se afianzó a golpe de éxitos, de composiciones originales de la mayoría de sus bachatas más populares, le permiten a Zacarías Ferreira mostrar una discografía como la tienen pocos entre los de su género. 

Artículo escrito por Máximo Jiménez

Periodista, crítico de cine. Ex presidente de la Asociación de Cronistas de Arte (2011-2013), autor del libro «La gran Aventura de la bachata urbana» (2018).

Comentarios