07/07/2020
Nacionales

Cierra con éxito jornada por una RD Libre Violencia de emisora ZOL FM




El presidente de Radio Cadena Comercial (RCC), Antonio Espaillat, informó que está muy satisfecho con la jornada de 12 horas por una República Dominicana Libre de Violencia busca contribuir a reducir esa problemática, que se celebró este jueves 19 de octubre, de 7:00 de la mañana a 7:00 de la noche.

El ejecutivo radial explicó que el objetivo de la actividad es aportar en la disminución de la violencia de género, feminicidios, la delincuencia, la violencia y la inseguridad.

Espaillat, el empresario más influyente de la radio nacional, indicó que la jornada es parte de la responsabilidad social de RCC a través de Zol 106.5 FM para contribuir a que los ciudadanos tomen medidas y conciencia sobre el problema y denuncien los abusos, agresiones y la violencia en todas sus manifestaciones.

“Pretendemos con esa jornada contra la violencia llamar la atención de las autoridades sobre el tema, orientar a la población, analizando las causas, consecuencias y las soluciones a este problema para disminuir los niveles de conflictos en el país”, expresó el presidente de RCC.

Entre los programas que participaron en la jornada se cuentan «Vehículos en la radio», «Solo para mujeres», «El Sol de la tarde» y «El mismo golpe con Jochy».

Los periodistas y comunicadores de Zol 106.5 FM analizaron, comentaron y debatieron el tema de la violencia en la República Dominicana.

Participaron como entrevistados la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández; el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez; la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso; el director de la Policía Nacional,  Ney Aldrin Bautista Almonte y la ministra de la Mujer, Janet Camilo.

La magistrada Ana Andrea Villa Camacho, el psiquiatra César Mella, Carlos de los Ángeles, sicólogos, Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD; Luis Abinader e Hipólito Mejía, del PRM, Reinaldo Pared Pérez, presidente del Senado y secretario general PLD, agente de la Amet, transportistas, empresarios e iglesias.

Comentarios