25/09/2022
Espectaculos

Bolisofía




Freno a los dedos 

En estos días, encontré un texto que quiero compartir con ustedes: “He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo”, Santiago 3:3 Reina-Valera 1960 (RVR1960).

En ese texto de la Biblia encontré justamente de lo que voy a hablarles hoy. Estar en un medio de comunicaciones nos da el poder de hablar de otros, y si bien tenemos derecho, como establece la Constitución, “toda persona tiene derecho a expresar libremente sus pensamientos, ideas y opiniones, por cualquier medio, sin que pueda establecerse censura previa” esto no nos da licencia para abusar de esa prerrogativa.

Tenemos que tener cuidado cuando damos por un hecho algo, citando nombres y cosas que, cuando se trata, por ejemplo de algo muy delicado, al referirnos a la familia de la persona de la que hacemos el comentario. Es una regla no escrita en los medios de comunicación: “De la esposa, madre, hijos, NO se habla”. Si usted quiere puede criticar el trabajo de alguien, pero nunca, y soy enfático en ello, trate nunca de involucrar a la familia. Es cuando aplica el texto de bíblico de Santiago, ponerle freno a la boca.

En esa misma dirección, las redes sociales nos han empoderado –tenemos a mano diferentes medios y herramientas para expresarnos con bastante libertad– para poder reclamar a empresas por  productos y servicios con los que no estamos satisfechos, con bastante frecuencia vemos cómo los usuarios se quejan por el ineficiente servicio de internet, porque les sirven en un restaurant la comida fría, se encuentran con camareros aburridos o sufren agonías interminables con el retraso del delivery.

El que trabaja en algún medio de comunicación, también tiene derecho de quejarse y mencionar la empresa en cuestión en sus redes sociales. Pero en lo que nunca debemos equivocarnos es en poner en marcha una campaña sistemática a determinada empresa porque haya cometido un error que tal vez (cortesía de algún empleado), no podemos olvidar que RD es una media isla y para el que trabaja en medios debe visualizar cualquier empresa como un cliente potencial para cualquier posibilidad de negocios.

Si decides criticar a alguien o a una empresa, trata de seguir su usuario y escríbele directamente sobre tu queja o podrías hacerlo por DM (mensaje directo), o escribiendo una crítica constructiva en tu TL, y te aseguro que la marca te va agradecer que lo hagas, y aunque eso no te asegura un comercial, te aseguro que evitarás, por lo menos, que te tomen mala voluntad.

Y es que debemos tener mucho cuidado con eso que escribimos hoy y que mañana puede causarnos un daño irreversible. Como es el caso de Jeb Bush, hermano del ex presidente norteamericano George W. Bush que se vislumbra como posible candidato por el partido Republicano, que suele escribir tuits inflamatorios, entre los que se cuentan algunos en los que calificaba a mujeres como «putas». Mirando al futuro próximo, Jeb contrató a Ethan Czahor, cofundadora de Hipster.com, quien manejará sus acciones tecnológicas y, no hizo bien asumir el cargo, cuando decidió eliminar esos controversiales y ofensivos tuits publicados entre 2009 y 2011.

Así que antes de desahogarte públicamente a través de cualquier red social recuerde pensárselo dos veces y, si es necesario, recuerde la citada frase bíblica y póngale frenos a sus dedos.

Comentarios