Nacionales

ADN inicia reforestación en parque residencial Rosmil

El Ayuntamiento del Distrito Nacional inició este lunes un programa de reforestación en el parque del Residencial Rosmil con la siembra de cientos de árboles de diferentes especies endémicas y nativas para garantizar una mayor diversidad en ese espacio público.

Entre las plantas que están siendo sembradas figuran las especies mara, penda, roblillo, gri-gri, juan primero, yagrumo, higüero, ceiba, corazón de paloma y muñeco, conforme con las disposiciones de la ordenanza sobre el arbolado urbano en el Distrito Nacional.

El secretario de Gestión Ambiental del Ayuntamiento del Distrito Nacional, José Miguel Martínez, explicó que en el proceso se están eliminando de forma gradual veinte especies casuarina y acacia amarrilla debido a que no producen flores ni alimentos para las aves.

El funcionario del ADN comentó  que “esas especies además frágiles ante la ocurrencia de cualquier huracán no garantizan la diversidad de plantas para la función de un parque como el del residencial Rosmil. Las especies que se están eliminando son plantas que cuya madera no es de buena calidad ni tienen los elementos indispensables para la reproducción de las aves”.

Bienvenido Mejía, presidente de la junta de vecinos del Rosmil.

Bienvenido Mejía, presidente de la junta de vecinos del Rosmil.

Martínez indicó que “esa situación provocaba una humedad excesiva dentro del parque, aumentando de esa manera efectos perturbadores para la salud de los residentes de esa zona y que las nuevas plantas están siendo sembradas dentro de un marco de siembra adecuado y donde se logra la alternancia”.

“Trabajos similares a los que están realizando en el residencial Rosmil se han llevado a cabo en los sectores de Miramar, Buenos Aires, Bellas Casas y José Contreras, entre otros”.

De su lado, el presidente de la Junta de Vecinos del Residencial Rosmil, Bienvenido Mejía, respaldó el programa de reforestación que viene ejecutando brigadas especializadas del Ayuntamiento del Distrito Nacional.

“Estamos totalmente de acuerdo con esos trabajos porque los arboles que se están eliminando representaban un peligro para la comunidad. La casuarina y la acacia amarilla tenían una altura de más de 150 pies, lo que podría provocar una situación de peligro para los residentes con el roce de los cables del tendido eléctrico”.

Comentarios