Cine

¡Cuidado Netflix, por ahí viene Apple!

Finalmente, después de una larga espera y años de especulaciones, Apple ha dado pasos concretos para ingresar al lucrativo negocio de las series de televisión o como le llaman algunos, ‘contenidos originales de video’.

El anuncio fue hecho recientemente por Eddy Cue, vicepresidente de software y servicios de Apple, quien aseguró sin embargo, que la empresa no va a comenzar comprando una gran cantidad de shows o programas, “nosotros vamos a tratar de hacer cosas únicas y culturales”, expresó de acuerdo a una publicación reciente de The Wall Street Journal.

Acorde con esta estrategia, las dos primeras series de video con un estilo televisivo –‘Carpool Karaoke’ y ‘Planet of the Apps– serán ofrecidas a través del servicio de suscripción Apple Music, el cual ya cuenta con un total de afiliados que sobrepasa los 20 millones de suscriptores.

‘Carpool Karaoke’, cuyo trailer fue presentado en los pasados premios Grammy, es una derivación de un sketch del programa The Late late Show, mientras que ‘Planet of the Apps’ es un reality TV show acerca de cómo los creadores de aplicaciones de Apple compiten para crear la próxima gran aplicación. Ambos estarán disponibles en Apple Music a partir de abril.

Se prevé que este será solo el comienzo, y durante el transcurso del año e inicios del siguiente, la oferta de Apple, que trabaja actualmente en otros proyectos de video incluyendo dramas, y una mini serie producida por Dr. Dre, se diversificará considerablemente.

El señor Cue, no obstante, ha descartado que Apple vaya a entrar en una competencia abierta con empresas de ‘streaming’ o descarga de contenido como Netflix, Amazon o compañías de cable y servicio satelital.

Sin embargo, el futuro es difícil de predecir, y a Apple, que dispone de una extraordinaria abundancia de recursos –se estima que cuenta con un capital de 246 mil millones de dólares en efectivo– no le afectaría en lo absoluto sacudir al mercado con una inversión de varios cientos de millones de dólares.

De cualquier modo, y aunque al final la propuesta de Apple se ha concretizado en un momento en el que existe cierta saturación en la oferta de contenidos originales –Netflix, Amazon, HBO, AMC, FX así como las cadenas tradicionales de cable– ello no significa que no haya un mercado para Apple. Su innegable prestigio y enorme poder económico pueden marcar la diferencia.

Eso es algo que las principales firmas del negocio no pueden perder de vista.